Devoción semanal - 25 de marzo

En el Evangelio de esta semana, la parábola de Jesús sobre la higuera infructuosa nos habla de la paciencia de Dios. En consecuencia, también contiene una advertencia de que no debemos darlo por sentado.

La higuera estéril simboliza el resultado de la falta de respuesta de Israel a la Palabra de Dios. Jesús nos advierte que debemos estar listos en todo momento. El Señor en Su misericordia nos da gracia y tiempo para alejarnos del pecado y de la mundanalidad, pero ese es el momento justo ahora.

Oramos juntos: La paz viene con seguir el camino que Jesús caminó. St. Jude, ayúdame esta semana a valorar la dignidad de todos los que conozco, incluso cuando pueda estar fuera de mi zona de confort.