saltar al contenido

Devoción semanal - 24 de junio

Así como Jesús alimentó a la multitud con su poderosa y sincera enseñanza, también los alimentó con el pan que satisfizo su hambre corporal. De cinco panes y dos peces, Jesús ofrece un banquete que requiere doce canastas para todas las sobras.

El amor que Jesús mostró por la gran multitud en el Mar de Galilea durante el Evangelio del domingo, Él continúa compartiendo contigo y conmigo. Cada vez que participamos en la Sagrada Eucaristía en la misa, experimentamos tanto el poder de la enseñanza del Señor a través de Su Palabra como la presencia del Señor a través de Su banquete de sacrificios.

Oramos juntos: San Judas, lléname de gratitud y dame un corazón generoso para que pueda compartir libremente con otros lo que Dios me ha dado.

es_MXEspañol de México
en_USEnglish es_MXEspañol de México
Vuelve al comienzo