Devoción semanal - 8 de julio

Cuando Jesús comisionó a sus discípulos a compartir la Palabra de Dios, les dio una visión de una gran cosecha para el Reino de Dios. Jesús usó comúnmente las similitudes de una cosecha para comparar cómo la Palabra de Dios se siembra en nuestros corazones como semillas en un campo.

Dios nos da su palabra para que tengamos vida en él. Él quiere trabajar a través de y en cada uno de nosotros para su gloria. Se nos pide que hablemos su palabra con audacia y simplemente a los demás.

Oramos juntos: San Judas, que la alegría y la verdad del Evangelio transformen mi vida para que pueda ser testigo de los que me rodean.

es_MXEspañol de México
en_USEnglish es_MXEspañol de México