Devoción semanal - 7 de enero

Es fácil para nosotros ver las dificultades que pueden surgir en las relaciones entre personas de diferentes culturas.

En las lecturas del domingo se nos dice que la Epifanía, nuestra celebración de que Dios se haga hombre y se nos revele, es para todos.

Dios está aquí para todas las culturas y todas las naciones. Él ama a todos, y nadie está excluido.

Los dones que recibimos de Dios están destinados a ser compartidos y, a través del Padre, todos tenemos riquezas y bendiciones que dar.

Oramos juntos: St. Jude, ábrenos a la riqueza de la visión del otro y al bien que podemos lograr cuando compartimos los puntos de vista del otro.