Devoción semanal - 8 de abril

Durante la Cuaresma, prestamos especial atención a nuestro cuerpo y cómo puede ayudarnos a crecer en santidad. Al ayunar o elegir abstenernos de ciertas comodidades, nos enfocamos en reflexionar sobre nuestra relación con Dios. Presta atención al regalo de tu cuerpo esta semana. Trátelo con reverencia y cuidado, sabiendo que un día Dios lo resucitará a una nueva vida en Él, tal como lo hizo Jesús con Lázaro.

Oramos juntos: San Judas, el Señor abre el camino a la vida eterna. Que mi participación en este don aumente mi amor y fortalezca mi fe.