Devoción semanal - 29 de abril

A todos les resulta difícil creer cosas que no hemos visto. Esto es cierto incluso si es una buena noticia, que a veces nos negamos a creer para no desilusionarnos más tarde. En el Evangelio del domingo, Santo Tomás cree en la resurrección de Cristo solo cuando se encuentra con Jesús y siente las heridas de la crucifixión.

"Bienaventurados los que no han visto y han creído", le dice Jesús. Esta bendición es para nosotros en esta temporada de Pascua. Aun cuando creer es difícil, nos dirigimos a Dios con fe, y con nuestra comunidad de la Iglesia celebramos que Cristo ha resucitado. Viviendo nuestras vidas como lo hizo Jesús, confiamos en el poder de la vida que vence a la muerte en Cristo.

Oramos juntos: San Judas, tengo el privilegio de ser un seguidor de Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre. Enséñame humildad y reverencia este día.