Tommy DiGirolamo

Mi madre, que falleció en julio de 2000, me enseñó sobre San Judas cuando era un niño. San Judas es una de las muchas bendiciones que mi madre me trajo en mi vida. Espero que de alguna manera pueda dejarle a alguien un regalo para que se acuerde de mí y que sea apreciado tanto como yo aprecio a St. Jude en mi vida. Te amo mami, tu pequeño niño de 67 años, Tommy.