saltar al contenido

San Antonio de Padua

Historia de San Antonio de Padua

St. Anthony was born Fernando Martins to a wealthy family in Lisbon, Portugal, in 1195. He entered the Augustinian monastery at the age of 15. After two years he was transferred to the motherhouse of the congregation, the Abbey of Santa Cruz in Coimbra, and was eventually ordained a priest.

While he was a priest at the Augustinian monastery, the remains of a group of Franciscan martyrs were brought to the Abbey via a large cortege. Inspired by their example, Fernando said to the Franciscans, “Brother, I would gladly put on the habit of your Order if you would promise to send me as soon as possible to the land of the Saracens, that I may gain the crown of the holy martyrs.” Upon obtaining permission to join the newly established Franciscan Order, Fernando changed his name to Anthony.

San Antonio viajó a Marruecos pero pronto cayó enfermo. Mientras intentaba regresar a Portugal, su barco fue desviado a Sicilia debido a una tormenta violenta y fuertes vientos. Mientras se recuperaba, Anthony pasaba su tiempo orando y estudiando en una ermita. Durante una visita de frailes dominicos, Anthony fue llamado para dar una homilía. Aunque intentó declinar, terminó dando la homilía, sorprendiendo a todos con su elocuencia, pasión y santidad. A partir de entonces, la predicación de Anthony se hizo ampliamente respetada.

Venerado en todo el mundo como el santo patrono de los artículos perdidos, Anthony tenía un libro de salmos que usaba cuando enseñaba y daba sermones mientras viajaba por el norte de Italia y el sur de Francia. Él valoró bastante este libro y se angustió cuando se dio cuenta de que había sido robado. Anthony oró, pidiéndole a Dios que le devolviera su libro. Después de su oración, el novicio que le había robado el libro se lo devolvió. Debido a esto, un libro se representa a menudo con San Antonio. Su libro se puede encontrar en el convento de los franciscanos en Bolonia, Italia.

San Antonio de Padua murió el 13 de junio de 1231, a la edad de 36 años en el monasterio de la Pobreza de Arcella, Italia (ahora parte de Padua). Está enterrado en la Basílica de San Antonio en Padua, Italia. San Antonio de Padua fue canonizado en el transcurso del año por el Papa Gregorio IX (su amigo), y la gente comenzó a orar por la intercesión de San Antonio cuando se perdieron o robaron artículos.

Recordando a San Antonio

Además de ser el patrón de los artículos robados y perdidos, San Antonio de Padua es considerado el santo patrón de los marineros y pescadores (especialmente en España, Francia e Italia), las personas mayores, las cosechas y el correo. Al igual que San Judas, san Antonio predicó el Evangelio de Jesús con gran fervor y se le puede pedir su intercesión en tiempos desesperados.

es_MXEspañol de México
en_USEnglish es_MXEspañol de México
Vuelve al comienzo