saltar al contenido

Diario bíblico del 6 al 12 de octubre

domingo
6 de octubre

San Bruno
Licenciado en Derecho. Marie-Rose Durocher

Primera lectura: Hb 1: 2-3; 2: 2-4:
Yahweh, ¿cuánto tiempo lloraré por ayuda mientras no me prestas atención? Denuncio la opresión y no salvas. ¿Por qué me haces ver injusticia? ¿Estás contento de mirar la tiranía? Todo lo que veo es indignación, violencia y disputas. Entonces Yahvé me respondió y dijo: “Escribe la visión, inscríbela en tabletas para que pueda leerse fácilmente, ya que esta es una visión para un tiempo determinado; no fallará pero se cumplirá a su debido tiempo. Si se retrasa, espere, porque vendrá y no será diferido. Mira: no miro con favor al que cede; el recto, por otro lado, vivirá por su fidelidad ".

2da lectura: 2 Tim 1: 6-8, 13-14:
Por esta razón, te invito a encender una llama, el regalo de Dios que recibiste, a través de la imposición de mis manos. Porque Dios no nos confirió un espíritu de temor, sino de fortaleza, amor y buen juicio. No te avergüences de testificar a nuestro Señor, ni de verme encadenado. Por el contrario, haga su parte trabajando en el evangelio, con la fuerza de Dios. Sigue el patrón de la sana doctrina que has escuchado de mí acerca de la fe y el amor en Cristo Jesús. Guarde este precioso depósito, con la ayuda del Espíritu Santo, que vive dentro de nosotros.

Evangelio: Lc 17, 5-10:
Los apóstoles le dijeron al Señor: “Aumenta nuestra fe”. Y el Señor dijo: “Si tienes fe, incluso del tamaño de una semilla de mostaza, puedes decirle a este árbol: '¡Desarraigado, y plantéate en el mar! ' y te obedecerá. ¿Quién de ustedes le diría a su sirviente que venía de los campos después de arar o cuidar ovejas, "adelante y cene"? No, le dices: 'Prepara mi cena. Ponte el delantal y espérame mientras como y bebo. Puedes comer y beber después. ¿Le agradeces a este sirviente por hacer lo que le dijiste que hiciera? No lo creo. Y por lo tanto, cuando haya hecho todo lo que se le ha dicho que haga, debe decir: 'No somos más que sirvientes; solo hemos cumplido con nuestro deber '”.

Reflexión:
¿Por qué damos lo mejor de nosotros en las cosas que hacemos? ¿Por qué cumplimos con las responsabilidades que se nos confían con nuestros mejores esfuerzos? ¿Por qué trabajamos para Dios? Para el reconocimiento? Por recompensa? ¿O para agradar a Dios? Los verdaderos sirvientes hacen todo lo posible para complacer a sus amos sin pensar en nada a cambio o a cambio. Hacen sus tareas simplemente porque se espera de ellos. Señor, inspírame a servir sin contar el costo y sin esperar ninguna recompensa.

lunes
7 de octubre

Nuestra señora del rosario

Primera lectura: Jon 1: 1—2: 1-2, 11:
Esta es la palabra del Señor que vino a Jonás, hijo de Amittai:
“Sal a la gran ciudad de Nínive y predica contra ella; su maldad ha surgido delante de mí ”. Pero Jonás se preparó para huir a Tarsis lejos del Señor. Bajó a Joppa, encontró un barco que iba a Tarsis, pagó la tarifa y se embarcó para viajar con ellos a Tarsis, lejos del Señor. Sin embargo, el Señor arrojó un viento violento sobre el mar, y en la furiosa tempestad que surgió, el barco estaba a punto de romperse. Entonces los marineros se asustaron y cada uno gritó a su dios. Para aligerar el barco, lanzaron su carga al mar. Mientras tanto, Jonah había bajado a la bodega del barco y se había quedado profundamente dormido. El capitán se le acercó y le dijo: "¿Qué haces dormido? ¡Levántate, llama a tu Dios! Quizás Dios se acuerde de nosotros para que no perecemos ”.

Luego se dijeron el uno al otro: "Vengan, echemos suertes para averiguar por quién nos hemos encontrado con esta desgracia". Así que echaron suertes, y así destacaron a Jonás. "Díganos", dijeron, "¿cuál es su negocio? ¿De dónde es? ¿Cuál es su país y a qué personas pertenece? ”Jonás les respondió:“ Soy hebreo, adoro al Señor, el Dios del cielo, que hizo el mar y la tierra seca ”. Ahora los hombres fueron capturados con Gran temor y le dijo: "¡Cómo puedes hacer algo así! Sabían que estaba huyendo del Señor porque se lo había dicho". Ellos preguntaron: "¿Qué haremos contigo para que el mar se calme?" abajo para nosotros? ”Porque el mar se estaba volviendo cada vez más turbulento. Jonás les dijo: “Recógeme y tírame al mar, para que te tranquilice; ya que sé que es por mí que esta violenta tormenta te ha sobrevenido.

Aun así, los hombres remaron para recuperar la tierra, pero no pudieron, porque el mar se volvió cada vez más turbulento. Entonces clamaron al Señor: “Te suplicamos, Señor, que no perezcamos por quitarle la vida a este hombre; no nos acuses de derramar sangre inocente, porque tú, Señor, has hecho lo que crees conveniente. Entonces tomaron a Jonás y lo arrojaron al mar, y la furia del mar disminuyó. Golpeados por el gran temor del Señor, los hombres le ofrecieron sacrificios y le hicieron votos. Pero el Señor envió un pez grande, que se tragó a Jonás; y Jonás permaneció en el vientre del pez tres días y tres noches. Desde el vientre del pez, Jonás oró al Señor, su Dios. Entonces el Señor ordenó al pez que arrojara a Jonás a la orilla.

Evangelio: Lc 10: 25-37:
Entonces vino un maestro de la ley y comenzó a poner a Jesús a prueba. Y él dijo: "Maestro, ¿qué debo hacer para recibir la vida eterna?" Jesús respondió: "¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lo entiendes? ”El hombre respondió:“ Está escrito: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente. Y amarás a tu prójimo como a ti mismo ". Jesús respondió:" ¡Qué buena respuesta! Haz esto y vivirás ". El hombre quería justificar su pregunta, por lo que preguntó:" ¿Quién es mi prójimo? "Jesús dijo:" Había un hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones Lo desnudaron, lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto. Sucedió que un sacerdote iba por ese camino y vio al hombre, pero pasó por el otro lado. Del mismo modo, un levita vio al hombre y pasó por el otro lado.

Pero un samaritano también iba por ese camino; y cuando se encontró con el hombre, se conmovió con compasión. Se acercó a él y limpió sus heridas con aceite y vino, y las envolvió en vendas. Luego lo puso en su propio monte y lo llevó a una posada, donde lo cuidó. Al día siguiente, tuvo que partir; pero le dio dos monedas de plata al posadero y dijo: 'Cuídalo, y lo que gastes en él, lo pagaré cuando regrese' ". Jesús preguntó:" ¿Cuál de estos tres crees que hizo? ¿prójimo del hombre que cayó en manos de ladrones? ”El maestro de la ley respondió:“ El que tuvo misericordia de él ”. Y Jesús dijo:“ Entonces ve y haz lo mismo ”.

Reflexión:
Jesús nació en un mundo con agrupaciones sociales prevalentes. Las Sagradas Escrituras señalarían a grupos tales como los escribas, los fariseos, los saduceos, los judíos, los romanos, los samaritanos, los marginados, etc. Naturalmente, hubo una división generalizada en la sociedad y, en muchos casos, rivalidades amargas. La membresía en uno te convierte en un aliado, pero te convierte en enemigo del grupo oponente. Por lo tanto, uno es considerado como un amigo o como un enemigo. Aquellos que son considerados vecinos y definitivamente solo amigos.

Jesús usa la parábola del buen samaritano para redefinir quién es el prójimo. Podemos tener una comprensión muy limitada de quiénes son nuestros vecinos. En el mejor de los casos, podemos señalar fácilmente a aquellos que viven con nosotros en el mismo territorio o aquellos que son nuestro "ka-barrio", "ka-purok", o aquellos que viven cerca de nuestras residencias. Pero la enseñanza de Jesús enfatiza una nueva comprensión de quién es nuestro prójimo. Nuestro vecino es todo el mundo; Todos pertenecemos a una familia. Por lo tanto, cristianos como somos, seguidores de Jesús, el alto orden de amar al prójimo significa amar a cualquiera y a todos sin excepción.

martes
8 de octubre

Primera lectura: Jon 3: 1-10:
La palabra del Señor llegó a Jonás por segunda vez: "Sal a la gran ciudad de Nínive, y anuncia el mensaje que te diré". Entonces Jonás se preparó y fue a Nínive, según lo ordenado por el Señor. Ahora Nínive era una ciudad enormemente grande; Tardó tres días en atravesarlo. Jonás comenzó su viaje a través de la ciudad, y solo había caminado un día para anunciar: "Cuarenta días más y Nínive será destruida", cuando la gente de Nínive creyó a Dios; proclamaron un ayuno y todos, grandes y pequeños, se vistieron de cilicio. Cuando la noticia llegó al rey de Nínive, él se levantó de su trono, se quitó la túnica, se cubrió de cilicio y se sentó en las cenizas.

Luego hizo proclamar esto en todo Nínive, por decreto del rey y sus nobles: “Ni el hombre ni la bestia, ni el ganado ni las ovejas, probarán nada; No comerán, ni beberán agua. El hombre y la bestia serán cubiertos de cilicio y clamarán en voz alta a Dios; todo hombre se apartará de su mal camino y de la violencia que tiene entre manos. Quién sabe, Dios puede ceder y perdonar, y retener su ira abrasadora, para que no perecemos ”. Cuando Dios vio por sus acciones cómo se apartaron de su mal camino, se arrepintió del mal que había amenazado con hacerles. ; él no lo llevó a cabo.

Evangelio: Lc 10: 38-42:
Cuando Jesús y sus discípulos iban en camino, entró en una aldea y una mujer llamada Marta le dio la bienvenida a su casa. Ella tenía una hermana llamada María, que se sentó a los pies del Señor para escuchar sus palabras. Martha, mientras tanto, estaba ocupada con todos los servicios, y finalmente dijo: "Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado para hacer todo el trabajo? ¡Dígale que me ayude! ". Pero el Señor respondió:" Martha, Martha, te preocupas y te preocupan muchas cosas, mientras que solo se necesita una cosa. María ha elegido la mejor parte, y no se la quitarán ”.

Reflexión:
Marta y María son las imágenes habituales que se utilizan para subrayar las dimensiones activas y contemplativas de la vida. Marta es la personificación de la acción en el mundo y María es la atención al Señor. El evangelista Lucas relata esta ocasión de la visita de Jesús a las hermanas para impartir una lección importante que todos debemos aprender: es necesario cultivar un equilibrio saludable entre un tiempo para moverse con nuestros horarios ocupados y un tiempo para sentarnos a los pies de Jesús

La Iglesia no nos desalienta de atender las muchas preocupaciones y preocupaciones de la vida. Necesitamos trabajar, y trabajar horas extras si es necesario, para ganar para nuestras necesidades y satisfacer las demandas de nuestras familias. Pero también debemos aprender a detenernos y pasar tiempo con el Señor en oración antes de que se nos acabe el tiempo y nos demos cuenta demasiado tarde de que no hemos podido ver "la mejor parte".

miércoles
9 de octubre

St. Denis y Compañeros
San Juan Leonardi

Primera lectura: Jon 4: 1-11:
Jonás estaba muy disgustado y se enojó porque Dios no llevó a cabo el mal que amenazó contra Nínive. Él oró: “Te lo ruego, Señor, ¿no es esto lo que dije mientras aún estaba en mi propio país? Por eso huí al principio a Tarsis. Sabía que eres un Dios misericordioso y misericordioso, lento para la ira, rico en clemencia, reacio a castigar. Y ahora, Señor, por favor, quítame la vida; porque es mejor para mí morir que vivir ". Pero el Señor preguntó:" ¿Tienes razones para estar enojado? "

Jonás luego abandonó la ciudad en busca de un lugar al este, donde se construyó una cabaña y esperó debajo de ella a la sombra, para ver qué pasaría con la ciudad. Y cuando el Señor Dios proporcionó una planta de calabaza que creció sobre la cabeza de Jonás, dando sombra que lo alivió de cualquier molestia, Jonás estaba muy feliz por la planta. Pero a la mañana siguiente al amanecer, Dios envió un gusano que atacó la planta, para que se marchitara. Y cuando salió el sol, Dios envió un viento ardiente del este; y el sol golpeó la cabeza de Jonás hasta que se desmayó. Entonces Jonás pidió la muerte, diciendo: "Estaría mejor muerto que vivo".

Pero Dios le dijo a Jonás: "¿Tienes razones para estar enojado por la planta?" "Tengo razones para estar enojado", respondió Jonás, "lo suficientemente enojado como para morir". Entonces el Señor dijo: "Estás preocupado por la planta que no le costó trabajo y que no recaudó; surgió en una noche y en una noche pereció. ¿Y no debería preocuparme por Nínive, la gran ciudad, en la que hay más de ciento veinte mil personas que no pueden distinguir su mano derecha de la izquierda, sin mencionar la gran cantidad de ganado?

Evangelio: Lc 11: 1-4:
Un día, Jesús estaba orando en un lugar determinado; y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: "Señor, enséñanos a orar, como Juan también enseñó a sus discípulos". Y Jesús les dijo: "Cuando ores, di esto: Padre, que tu nombre sea Sostenido santo, que venga tu reino; Danos, cada día, el tipo de pan que necesitamos, y perdona nuestros pecados; porque también perdonamos a todos los que nos hacen mal; Y no nos pongas a prueba.

Reflexión:
Siento una hermosa conexión del texto del evangelio hoy con los de los últimos dos días. El lunes pasado, el evangelio recuerda el incidente en el que un maestro de la ley preguntó sobre la herencia de la vida eterna (Lucas 10: 25-37). Usando una parábola, Jesús señaló que heredar la vida eterna, conocer los mandamientos, amar a Dios y al prójimo, no es suficiente. Hay que poner el conocimiento en práctica. En otras palabras, Jesús enfatizó la acción. Ayer, volvimos a escuchar la historia de Marta y María (Lucas 10: 38-42).

Recuerde que Marta se quejó haciendo todo el trabajo sola, mientras que María simplemente se sentó a los pies de Jesús para escucharlo. Pero en lugar de que Jesús se pusiera del lado de Marta, elogió a María por elegir "la mejor parte". Por lo tanto, en lugar de actuar, Jesús, en este punto, enfatizó la contemplación y la oración. Hoy, Jesús nos enseña cómo orar: orar desde el corazón. Es en esos momentos cuando oramos desde el corazón que nuestras oraciones se vuelven más honestas y nos volvemos más auténticos ante nuestro Padre.

jueves
10 de octubre

Primera lectura: Mal 3: 13-20b:
Me has desafiado en palabras, dice el Señor, pero preguntas: "¿Qué hemos hablado contra ti?". Has dicho: "Es en vano servir a Dios, y de qué nos beneficiamos al cumplir su mandato y seguir adelante. vestido penitencial en el temor del Señor de los ejércitos? Más bien debemos llamar bendecidos a los orgullosos; porque de hecho los malhechores prosperan, e incluso tientan a Dios con impunidad. ”Entonces los que temen al Señor hablaron entre sí, y el Señor escuchó atentamente; y se le escribió un libro de registro de aquellos que temen al Señor y confían en su nombre. Y serán míos, dice el Señor de los ejércitos, mi posesión especial, el día que actúe.

Y tendré compasión de ellos, como un hombre tiene compasión de su hijo que lo sirve. Entonces volverás a ver la distinción entre los justos y los impíos; entre el que sirve a Dios y el que no le sirve. Pues he aquí, se acerca el día, ardiendo como un horno, cuando todos los orgullosos y todos los malvados serán rastrojos, y el día que viene los prenderá fuego, dejándolos sin raíz ni rama, dice el Señor de los ejércitos. Pero para ustedes que temen mi nombre, surgirá el sol de la justicia con sus rayos curativos.

Evangelio: Lc 11, 5-13:
Jesús les dijo: "Supongamos que uno de ustedes tiene un amigo y se va a su casa en medio de la noche y dice: 'Amigo, prestame tres panes, porque un amigo mío que está de viaje acaba de llegar, y yo no tengo nada que ofrecerle. Tal vez tu amigo responda desde adentro: 'No me molestes ahora; la puerta está cerrada, y mis hijos y yo estamos en la cama, así que no puedo levantarme y darte nada. Pero te digo, aunque él no se levantará y te atenderá porque eres un amigo, pero se levantará porque eres una molestia para él, y él te dará todo lo que necesitas.

Y entonces te digo: 'Pide, y te será dado; Busca y encontraras; llama, y se te abrirá. Para el que pide recibe, y el que busca encuentra, y al que toca la puerta se le abrirá. Si su hijo pide un pez, ¿le dará una serpiente en su lugar? Y si su hijo pide un huevo, ¿le dará un escorpión? Si ustedes, personas pecaminosas, saben cómo dar buenos regalos a sus hijos, ¿cuánto más dará su Padre celestial el Espíritu Santo a quienes lo pidan? ”

Reflexión:
Conocemos bastante bien a San Agustín de Hipona que vivió una vida bastante traviesa. Se cuenta una historia de que su madre, Santa Mónica, solicitó a un obispo que hablara con él. Pero el obispo se negó diciendo que es un movimiento inútil. Sin embargo, reconociendo su sincera oración y sus lágrimas por la conversión de su hijo, el obispo dijo: “Ve, sigue viviendo así; no puede ser que el hijo de esas lágrimas perezca ”. Y sabemos cómo termina esta historia: oraciones contestadas. El evangelio apunta a la certeza de la generosidad de Dios al contestar oraciones.

En otras palabras, Dios SIEMPRE contesta las oraciones. Pero hay una cosa importante que debemos tener en cuenta: debemos permitir que Dios conteste nuestras oraciones de la manera que él mejor sepa. Puede suceder que no sepamos qué recibir cuando pedimos, o qué encontrar cuando buscamos, o qué puerta se abrirá cuando golpeemos, pero sin duda, ninguna persona que se acerque a Dios con sinceras súplicas se quedará con las manos vacías.

viernes
11 de octubre

San Juan XXII

Primera lectura: Jl 1: 13-15; 2: 1-2:
¡Cíñense y lloren, oh sacerdotes! ¡aullad, ministros del altar! ¡Ven, pasa la noche en cilicio, oh ministros de mi Dios! La casa de tu Dios está privada de ofrendas y libaciones. Proclamar un ayuno, convocar una asamblea; ¡Reúne a los ancianos, todos los que habitan en la tierra, en la casa del Señor, tu Dios, y clama al Señor! ¡Ay, el día! porque cerca está el día del Señor, y viene como la ruina del Todopoderoso.

¡Toca la trompeta en Sion, toca la alarma en mi montaña sagrada! Tiemblen todos los que moran en la tierra, porque viene el día del Señor; ¡Sí, está cerca, un día de oscuridad y de tristeza, un día de nubes y sombrío! ¡Como el amanecer que se extiende sobre las montañas, un pueblo numeroso y poderoso! Sus gustos no han sido de antaño, ni lo serán después de ellos, incluso en los años de generaciones distantes.

Evangelio: Lucas 11: 15-26:
Cuando Jesús estaba expulsando a un demonio, algunas personas dijeron: "Expulsa a los demonios por el poder de Belcebul, el jefe de los demonios". Así que otros querían ponerlo a prueba pidiéndole una señal celestial. Pero Jesús conocía sus pensamientos y les dijo: “Toda nación dividida por una guerra civil está en camino a la ruina y caerá. Si Satanás también está dividido, su imperio está llegando a su fin. ¿Cómo puedes decir que expulso a los demonios llamando a Beelzebul? Si los expulso por Beelzebul, ¿por quién expulsan tus compañeros demonios? Serán tus jueces, entonces. “Pero supongamos que expulso a los demonios por el dedo de Dios; ¿No significa esto que el reino de Dios ha venido sobre ti? Mientras el hombre fuerte y armado proteja su casa, sus bienes estarán a salvo.

Pero cuando uno más fuerte lo ataca y lo vence, el retador le quita todas las armas en las que confiaba y elimina su botín. “Quien no está conmigo está en mi contra, y quien no se reúne conmigo, se dispersa. “Cuando el espíritu maligno sale de una persona, deambula por tierras secas buscando un lugar de descanso. Y al no encontrar ninguno, dice: "Volveré a mi casa de donde vine". Cuando llega, encuentra la casa barrida y todo en orden. Luego va a buscar a otros siete espíritus incluso peor que a sí mismo. Se mudan y se instalan allí, de modo que el último estado de esa persona es peor que el primero ".

Reflexión:
Yo era un estudiante universitario en UP Los Baños cuando ocurrió el celebrado caso de secuestro y asesinato de dos estudiantes en 1993. En 2006, regresé allí para realizar estudios de doctorado. Una tarde de 2007, nuestra casa de estudios estaba en una locura cuando algunos estudiantes agitados vinieron a pedir sacerdotes; supuestamente una estudiante estaba poseída y balbuceaba un nombre femenino. Cuando preguntamos el nombre, me sorprendió. ¡Era el nombre de la estudiante asesinada en 1993!

En cuanto a cómo un estudiante de 2007 sabía de ese estudiante de 1993, no lo sé. Cuando algunos compañeros sacerdotes decidieron ir con los estudiantes, opté por quedarme. Más tarde supe que no era una posesión real. Nuestro evangelio de hoy contiene una afirmación objetiva de la posibilidad de posesiones. Las fuerzas del mal pueden entrometerse y hacer un desastre en nuestras vidas. Son duros y nunca se rendirán. El punto es que necesitamos ser más fuertes y más duros. Necesitamos poseer una fe firme, porque la clave de la victoria es estar del lado de Cristo y no contra él.

sábado
12 de octubre

Primera lectura: Jl 4, 12-21:
Así dice el Señor: que las naciones se superen y suban al valle de Josafat; Porque allí me sentaré a juzgar a todas las naciones vecinas. Aplique la hoz, porque la cosecha está madura; Ven y pisa, porque la prensa de vino está llena; los depósitos se desbordan, porque grande es su malicia. Multitud tras multitud en el valle de la decisión; porque cerca está el día del Señor en el valle de la decisión. El sol y la luna se oscurecen, y las estrellas retienen su brillo. El Señor ruge desde Sion, y desde Jerusalén levanta su voz; los cielos y la tierra tiemblan, pero el Señor es un refugio para su pueblo, una fortaleza para los hijos de Israel.

Entonces sabrás que yo, el Señor, soy tu Dios, morando en Sión, mi santo monte; Jerusalén será santa, y los extraños ya no pasarán por ella. Y luego, en ese día, las montañas gotearán vino nuevo, y las colinas se derramarán con leche; y los canales de Judá fluirán con agua: una fuente saldrá de la casa del Señor para regar el valle de Sittim. Egipto será un desperdicio, y Edom un desierto en el desierto, debido a la violencia que se hizo al pueblo de Judá, porque derramaron sangre inocente en su tierra. Pero Judá permanecerá para siempre, y Jerusalén por todas las generaciones. Vengaré su sangre y no la dejaré impune. El Señor habita en Sión.

Evangelio: Lucas 11: 27-28:
Mientras Jesús hablaba, una mujer habló de la multitud y le dijo: "¡Bienaventurado el que te dio a luz y te crió!" Jesús respondió: "Verdaderamente bendecidos son los que escuchan la palabra de Dios y la guardan también . "

Reflexión:
Khalil Gibran les dice a los padres: "Ustedes son los arcos desde los cuales se envían a sus hijos como flechas vivas". En otras palabras, existe un vínculo estrecho entre padres e hijos. Lo que vemos en los niños (flechas) refleja de dónde provienen (arcos) y bajo qué forma de educación, ya sea disciplinada o laxa, se formaron. Por lo tanto, cuando los niños han crecido para tener éxito y convertirse en alguien en la sociedad, gracias a los padres. Esto debe haber estado en la mente de la mujer que alabó a la que "dio a luz y dio a luz" a Jesús, es decir, su madre, María.

Jesús debe haberla impresionado mucho y admirar a su madre como bendecida por haber producido un buen hijo. No veo nada malo en este juicio. También es un dictado de justicia reconocer a los buenos padres y agradecerles por criar y cuidar a sus hijos para que se conviertan en buenas personas. La buena personalidad refleja una buena educación. Los buenos hijos reflejan buenos padres. Pero Jesús recogió esto y enseñó una lección más perspicaz: uno es más bendecido cuando hace lo que es bueno y produce lo que es bueno al escuchar y observar la Palabra de Dios.

es_MXEspañol de México
en_USEnglish es_MXEspañol de México
Vuelve al comienzo