Diario Bíblico del 9 al 15 de junio.

domingo
9 de junio

Pentecostés
San Efrén

Primera lectura: Hechos 2: 1-11:
Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un solo lugar. Y de repente, del cielo, se oyó un sonido, como un fuerte viento; y llenó toda la casa donde estaban sentados. Aparecieron lenguas, como de fuego, que se separaron y se posaron sobre cada una de ellas. Todos se llenaron del Espíritu Santo y comenzaron a hablar otros idiomas, ya que el Espíritu les permitió hablar. Quedándose en Jerusalén eran judíos religiosos de todas las naciones bajo el cielo. Cuando escucharon este sonido, una multitud se reunió, todos entusiasmados, porque cada uno los escuchó hablar en su propio idioma.

Llenos de asombro y asombro, preguntaron: “¿No son todos estos los que hablan galileo? ¿Cómo es que los escuchamos en nuestra propia lengua materna? Aquí están los partos, medos y elamitas; y residentes de Mesopotamia, Judea y Capadocia; Pontus y Asia; Frigia, Panfilia, Egipto; y las partes de Libia pertenecientes a Cirene; y visitantes de Roma; Tanto judíos como extranjeros que aceptan creencias judías, cretenses y árabes; y todos nosotros los escuchamos proclamar en nuestro propio idioma lo que hace Dios, el Salvador ”.

2ª lectura: Ro 8: 8-17:
Entonces, aquellos que caminan según la carne no pueden agradar a Dios. Sin embargo, tu existencia no está en la carne, sino en el espíritu, porque el Espíritu de Dios está dentro de ti. Si no tuvieras el Espíritu de Cristo, no le pertenecerías. Pero Cristo está dentro de ti; Aunque el cuerpo está marcado por la muerte, como consecuencia del pecado, el espíritu es vida y santidad. 11 Y, si el Espíritu de él, quien resucitó a Jesús de entre los muertos, está dentro de ti, el que resucitó a Jesucristo de entre los muertos, también dará vida a tus cuerpos mortales. Sí, lo hará, a través de su Espíritu, que mora dentro de ti. Entonces, hermanos, dejemos la carne y ya no vivamos de acuerdo con ella.

Si no, moriremos. Más bien, caminando en el espíritu, demos muerte a las acciones del cuerpo para que podamos vivir. Todos los que andan en el Espíritu de Dios son hijos e hijas de Dios. Entonces, no más miedo: no recibiste un espíritu de esclavitud, sino el espíritu que te hace hijos e hijas, y cada vez, gritamos: “¡Abba! (¡Este es papá!) ¡Padre! ”el Espíritu asegura a nuestro espíritu, que somos hijos e hijas de Dios. Si somos niños, también somos herederos. La nuestra será la herencia de Dios, y la compartiremos con Cristo; Porque, si ahora sufrimos con él, también compartiremos gloria con él.

Evangelio: Juan 14: 15-16, 23b-26:
Si me amas, guardarás mis mandamientos; Y le pediré al Padre, y él te dará otro Ayudante para que esté contigo para siempre, le respondió Jesús. “Si alguien me ama, mantendrá mi palabra y mi Padre lo amará; Pero si alguien no me ama, no guardará mis palabras; y estas palabras que escuchas no son mías, sino del Padre que me envió. Te dije todo esto mientras todavía estoy contigo. A partir de ahora, el Ayudante, el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre, le enseñará todas las cosas y le recordará todo lo que le he dicho.

Reflexión:
El Espíritu nos permite ver más allá de la raza, el género, el estatus social y la religión. Él puede unirnos a todos los que somos diferentes unos de otros. El Espíritu viene como Jesús prometió antes de su ascensión. Bien puede ser útil si reconoces la presencia del Espíritu Santo en tu corazón y en las personas que interactúan contigo con amor y devoción. La conciencia de su presencia entre nosotros nos lleva a renovarnos, a respetarnos y a cuidarnos unos a otros. Nadie monopoliza el Espíritu Santo. Señor, ayúdame a sentir la presencia del Espíritu Santo dentro de mí. Ayúdame también a reconocer su presencia en otras personas que te temen. Dame el coraje, la sabiduría y la fuerza para comunicar las buenas nuevas a otras personas y para ser uno siempre con mis compañeros creyentes.

lunes
10 de junio

Memorial de la Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia

Primera Lectura: 2 Corintios 1: 1-7:
Después de que Adán había comido del árbol, el Señor Dios lo llamó y le preguntó: "¿Dónde estás?" Él respondió: "Te escuché en el jardín; pero tuve miedo, porque estaba desnudo, así que me escondí ". Entonces él preguntó:" ¿Quién te dijo que estabas desnudo? ¡Has comido, entonces, del árbol del que te había prohibido comer! "El hombre respondió:" La mujer que pusiste aquí conmigo, ella me dio fruto del árbol, y por eso comí ". El Señor Entonces, Dios le preguntó a la mujer: "¿Por qué hiciste una cosa así?" La mujer respondió: "La serpiente me engañó, así que me la comí".

Entonces el Señor Dios le dijo a la serpiente: “Porque has hecho esto, serás expulsado de todos los animales y de todas las criaturas salvajes; te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás la tierra todos los días de tu vida. Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu descendencia y la de ella; él te golpeará la cabeza, mientras tú le golpeas el talón ”. El hombre llamó a su esposa Eva, porque ella se convirtió en la madre de todos los vivos.

Evangelio: Mt 5: 1-12:
Cuando Jesús vio las multitudes, subió a la montaña. Se sentó y sus discípulos se reunieron a su alrededor. Luego habló y comenzó a enseñarles: “Los afortunados son aquellos que son pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Afortunados son los que lloran; serán consolados. Los afortunados son los gentiles; ellos poseerán la tierra. Los afortunados son los que tienen hambre y sed de justicia, porque estarán satisfechos. Los afortunados son los misericordiosos, porque encontrarán misericordia. Los afortunados son aquellos con corazones puros, porque ellos verán a Dios. Los afortunados son los que trabajan por la paz; serán llamados hijos de Dios. Los afortunados son aquellos que son perseguidos por la causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Eres afortunado cuando las personas te insultan, te persiguen y hablan todo tipo de mal contra ti porque eres mi seguidor. Sé alegre y alegre, porque en Dios se guarda una gran recompensa para ti. Porque así es como esta gente persiguió a los profetas que vivieron antes que ustedes ".

Reflexión:
En Mateo, las 8 Bienaventuranzas es la primera de las enseñanzas de Jesús cuando comienza su ministerio profético en Galilea. The Beatitudes es también un comienzo apropiado de su serie de largos discursos a la multitud. Hacia el final del evangelio de Mateo, las bienaventuranzas serán recogidas en el Juicio Final. El propósito de la religión, el discipulado o seguir a Jesús es la transformación. La transformación deseada es cómo cada seguidor muestra misericordia y compasión hacia los pobres y los necesitados hasta el final. La religión no es tanto en las celebraciones litúrgicas pomposas, las doctrinas correctas y la pertenencia a la verdadera iglesia, sino la práctica real de la misma.

Cada cristiano debe buscar, entonces, volverse pobre en espíritu, llorar porque algo está mal, volverse amable, tener hambre de justicia, ser misericordioso, etc. Las Bienaventuranzas están íntimamente relacionadas con las obras corporales de misericordia. La verdadera religión se practica mejor sirviendo a los pobres en las periferias, atando sus heridas y haciéndoles sentir que son amados por Dios, trayéndoles la Palabra de Dios y estando presente entre ellos. Seguramente Dios nos considerará afortunados y bendecidos. Él nos dará la bienvenida a su reino al final.

martes
11 de junio

San Bernabé

Primera lectura: Hechos 11: 21b-26; 12: 1-3:
En aquellos días, un gran número que creyó se volvió al Señor. Las noticias sobre ellos llegaron a los oídos de la Iglesia en Jerusalén y enviaron a Bernabé a Antioquía. Cuando llegó y vio la gracia de Dios, se regocijó y animó a todos a permanecer fieles al Señor con firmeza de corazón, porque era un hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de la fe. Y una gran cantidad de personas fueron añadidas al Señor. Luego fue a Tarso a buscar a Saulo y, cuando lo encontró, lo llevó a Antioquía. Durante todo un año se reunieron con la Iglesia y enseñaron a un gran número de personas, y fue en Antioquía donde los discípulos fueron llamados cristianos por primera vez.

Ahora había en la Iglesia de Antioquía profetas y maestros: Bernabé, Simeón, llamado Níger, Lucio de Cirene, Manaen, que era amigo íntimo de Herodes el tetrarca, y Saúl. Mientras adoraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: "Apartadme a Bernabé ya Saulo para la obra a la que los he llamado". Luego, completando su oración y ayuno, les impusieron las manos y los despidieron. .

Evangelio: Mt 5: 13-16:
Tú eres la sal de la tierra. Pero si la sal ha perdido su salinidad, ¿cómo puede hacerse salada otra vez? Se ha vuelto inútil. Solo se puede tirar y la gente lo pisoteará. Eres la luz del mundo. Una ciudad construida sobre una montaña no puede ser escondida. Nadie enciende una lámpara y la cubre; en cambio, se coloca en un portalámparas, donde se ilumina a todos en la casa. De la misma manera, su luz debe brillar ante los demás, para que puedan ver el bien que usted hace, y alabar a su Padre en el cielo.

Reflexión:
Jesús sigue ese "poco" cuando dice "cuando llegue ese día". Anticipa lo que sucederá a los discípulos cuando los deje. No sabrán qué preguntar. Jesús les asegura que sus oraciones se concederán si se hacen en nombre de su Padre. Jesús repite "cuando llegue ese día", pero hace un giro diferente. Revisa lo que dijo anteriormente: "Lo pedirás en mi nombre". Anticipa que el Padre se ocupará de sus necesidades, sin que él interceda por ellas. En efecto, el Padre los considerará sus hijos, como lo que le ha hecho a Jesús.

Los discípulos estamos seguros de que Dios nos está escuchando. La presencia corporal de Jesús no es necesaria para ser amada por el Padre. Es un Dios responsable que cuida a los que creen en él. La fe es crucial para asegurar nuestro bienestar. Sin tomar en serio el propósito de la venida de Jesús a este mundo, sin creerle como el Hijo del Padre, no podemos estar seguros de la salvación de Dios que Dios da derecho solo a aquellos que confían en él. Cada discípulo debe desarrollar una relación personal con Dios y un sentido de pertenencia a la comunidad de fe.

miércoles
12 de junio

Primera lectura: 2 Cor 3: 4-11:
Hermanos y hermanas:
Tal confianza tenemos a través de Cristo para con Dios. No que nosotros mismos estemos calificados para tomar crédito por algo que provenga de nosotros; más bien, nuestra calificación proviene de Dios, quien de hecho nos ha calificado como ministros de un nuevo pacto, no de letra sino de espíritu; porque la letra trae muerte, pero el Espíritu da vida.

Ahora, si el ministerio de la muerte, tallado en letras en piedra, era tan glorioso que los hijos de Israel no podían mirar atentamente al rostro de Moisés debido a su gloria que se iba a desvanecer, ¿cuánto más será el ministerio del Espíritu? ¿glorioso? Porque si el ministerio de condenación fue glorioso, el ministerio de justicia abundará mucho más en gloria. De hecho, lo que fue dotado de gloria ha llegado a no tener gloria a este respecto debido a la gloria que la supera. Porque si lo que iba a desaparecer era glorioso, cuánto más será glorioso lo que perdura.

Evangelio: Mt 5: 17-19:
No piensen que he venido a anular la ley y los profetas. No he venido a anularlos, sino a cumplirlos. Les digo esto: mientras duren el cielo y la tierra, no cambiará la letra o el punto más pequeño de la ley, hasta que todo se cumpla. Entonces, quienquiera que rompa el menos importante de estos mandamientos, y enseñe a otros a hacer lo mismo, será el menor en el reino de los cielos. Por otro lado, quien los obedezca y enseñe a otros a hacer lo mismo, será grande en el reino de los cielos.

Reflexión:
Jesús aclara que no viene para abolir la ley, sino para cumplirla o completarla. Los Diez Mandamientos y algunas otras leyes siguen siendo válidas. Jesús no fomenta la violación de las leyes ni los retoques con ellas. El otro nombre de guardar los mandamientos es obediencia. La obediencia a la Palabra de Dios es un rasgo importante de un Cristo. Es el sello distintivo del discipulado cristiano que es comunitario. Como parte de una comunidad de fe que vive las bienaventuranzas, cada discípulo debe obedecer las leyes que mantienen a la comunidad en orden.

Él / ella debe creer que vienen de Dios. Cada cristiano debe prestar igualmente atención a sus detalles. Las palabras de Dios no pueden seguirse de manera abstracta. La obediencia debe mostrarse de alguna manera tangible, como enseñar a otros a hacer lo mismo. Sabemos más sobre las leyes cuando repasamos todos los discursos de Jesús, especialmente sobre el Juicio Final, cuando enumera las obras corporales de misericordia, como compartir alimentos para los hambrientos y cuidar de los necesitados.

jueves
13 de junio

San Antonio de Padua

Primera lectura: 2 Cor 3:15 - 4: 1, 3-6:
Hermanos y hermanas:
Hasta este día, cada vez que se lee a Moisés, hay un velo sobre los corazones de los hijos de Israel, pero cada vez que una persona se vuelve hacia el Señor, el velo se retira. Ahora el Señor es el Espíritu y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Todos nosotros, mirando con la cara descubierta a la gloria del Señor, nos estamos transformando en la misma imagen de gloria en gloria, como en el Señor que es el Espíritu.

Por lo tanto, ya que tenemos este ministerio a través de la misericordia que se nos muestra, no estamos desanimados. Y aunque nuestro Evangelio está velado, está velado para aquellos que perecen, en cuyo caso el dios de esta era ha cegado las mentes de los incrédulos, para que no vean la luz del Evangelio de la gloria de Cristo. ¿Quién es la imagen de Dios? Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, ya nosotros mismos como a tus esclavos por amor a Jesús. Para Dios quien dijo: "Dejen que la luz brille de las tinieblas, ha resplandecido en nuestros corazones para sacar a la luz el conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo".

Evangelio: Mt 5: 20-26:
Te digo que si tu sentido del bien y el mal no es más agudo que el de los abogados y los fariseos, no entrarás en el reino de los cielos. Ustedes han escuchado, que se dijo a nuestra gente en el pasado: No cometas un asesinato; Cualquiera que asesine tendrá que enfrentarse a juicio. Pero ahora, les digo: quien se enoje con un hermano o una hermana tendrá que enfrentar un juicio. Quien insulte a un hermano o hermana es responsable de ser llevado ante el consejo. Quienquiera que llame a un hermano o hermana "¡Loco!" Es responsable de ser arrojado al fuego del infierno.

Entonces, si estás a punto de ofrecer tu regalo en el altar, y recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu regalo allí, frente al altar; Ve de una vez, y haz las paces con tu hermano, y luego vuelve y ofrece tu regalo a Dios. No olvides esto: reconciliate con tu oponente rápidamente cuando estés juntos en el camino a la corte. De lo contrario, te entregará al juez, quien te entregará a la policía y te encarcelará. Allí, te quedarás, hasta que hayas pagado el último centavo.

Reflexión:
Superar la justicia de los abogados y los fariseos es una orden que viene de Jesucristo. Los líderes espirituales de Israel están muy por encima de los muchos seguidores de Jesús en muchos aspectos. Han sido entrenados para interpretar cada oración o palabra en la Biblia hebrea. Saber más sobre el significado de las escrituras sagradas les da la ventaja de convertirse en buenos practicantes de la religión. El conocimiento limitado de la gente común hace que solo hagan eso. ¿Pueden los discípulos de Jesús realmente superar el sentido del bien y el mal de los expertos?

Sí. Pueden hacer más que limitarse a las interpretaciones de los expertos. Los discípulos no necesitan ser eruditos para hacerlo. Jesús les pide a sus discípulos que hagan cosas factibles, como hacer las paces con sus hermanos a quienes han ofendido. Si se humillan, pueden hacerlo fácilmente. Deben ser rápidos para reconciliarse con otros a quienes ofendieron gravemente. Los cristianos no pueden hacer mucho cuando están encarcelados por no haberse reconciliado con quienes han presentado un caso en su contra. Los cristianos no deben descuidar la necesidad básica de mostrar respeto en el habla, ser pacificadores y reconciliarse con los demás.

viernes
14 de junio

Primera lectura: 2 Cor 4, 7-15:
Hermanos y hermanas:
Tenemos este tesoro en vasijas de barro, para que el poder superior pueda ser de Dios y no de nosotros. Estamos afligidos en todos los sentidos, pero no constreñidos; perplejo, pero no desesperado; Perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos; Siempre llevando en el Cuerpo la muerte de Jesús, para que la vida de Jesús también se manifieste en nuestro cuerpo. Porque nosotros que vivimos estamos constantemente entregados a muerte por Jesús, para que la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.

Entonces la muerte está obrando en nosotros, pero la vida en ti. Ya que, entonces, tenemos el mismo espíritu de fe, según lo que está escrito, AI creí, por lo tanto yo hablé, "también creemos y por lo tanto hablamos, sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús nos resucitará también con Jesús y el lugar Nosotros contigo en su presencia. De hecho, todo es para ti, por lo que la gracia otorgada en abundancia a más y más personas puede causar que la acción de gracias se desborde para la gloria de Dios.

Evangelio: Mt 5: 27-32:
Jesús dijo a sus discípulos: “Oísteis que fue dicho: No cometas adulterio. Pero te digo esto: cualquiera que mira a una mujer con intenciones lujuriosas, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón. Entonces, si tu ojo derecho te hace pecar, ¡sácalo y tíralo! Es mucho mejor para ti perder una parte de tu cuerpo, que perder todo tu cuerpo en el infierno. Si tu mano derecha te hace pecar, ¡córtala y tírala! Es mejor que pierdas una parte de tu cuerpo, que todo tu cuerpo arrojado al infierno. También se dijo: Cualquier persona que se divorcia de su esposa, debe darle un aviso de divorcio por escrito. Pero lo que le digo es esto: si un hombre se divorcia de su esposa, excepto en el caso de una unión ilegal, él causa que ella cometa adulterio. Y el hombre que se casa con una mujer divorciada comete adulterio ".

Reflexión:
El adulterio se entiende como cometido cuando uno hace el amor con otro que no es su legítima esposa o esposo. Aquí Jesús dice que el adulterio ya está cometido cuando uno mira a otro con lujuria. Jesús eleva el estándar de cómo mirarse unos a otros desde el punto de vista de Dios. Jesús enseña que otras personas, no solo las mujeres, no son objetos sexuales. Son humanos que necesitan respeto y la misericordia de Dios. Nos tratamos con la dignidad inherente que tenemos. No se debe comprometer. Para evitar caer en la tentación, Jesús propone un dicho duro que, por supuesto, no puede tomarse literalmente.

Quita lo que te hace cometer pecado. Pueden ser los ojos o las manos. ¿Por qué? Porque el castigo es severo. Es el infierno Jesús también está en contra del divorcio. No le gusta la ruptura de los matrimonios, una institución sagrada desde el comienzo de la vida humana. Uno no puede tomar un compañero y separarse de él o ella y se casa con otro así. Podemos evitar los problemas matrimoniales si las partes están preparadas para hacer un compromiso de por vida, escuchando las enseñanzas de Cristo y los expertos en la vida familiar. Jesús quiere que las relaciones no se arruinen.

sábado
15 de junio

Primera Lectura: 2 Corintios 5: 14-21:
Hermanos y hermanas:
El amor de Cristo nos impulsa, una vez que hemos llegado a la convicción de que uno murió por todos; por lo tanto, todos han muerto. De hecho, murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí mismos sino para aquel que, por su causa, murió y resucitó.

En consecuencia, de ahora en adelante no consideramos a nadie según la carne; incluso si una vez conocimos a Cristo según la carne, ahora ya no lo conocemos más. Así que quienquiera que esté en Cristo es una nueva creación: las cosas viejas pasaron; He aquí, han llegado nuevas cosas. Y todo esto es de Dios, que nos ha reconciliado consigo mismo a través de Cristo y nos ha dado el ministerio de reconciliación, es decir, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo en Cristo, sin contar sus ofensas contra ellos y confiándonos el mensaje de reconciliación.

Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios estuviese apelando a través de nosotros. Te imploramos en nombre de Cristo, reconcíliate con Dios. Por nuestra causa, lo hizo ser pecado, quien no conoció el pecado, para que pudiéramos convertirnos en la justicia de Dios en él.

Evangelio: Mt 5: 33-37:
Jesús dijo a sus discípulos: “También oyeron que en el pasado se les dijo a las personas: No rompan su juramento; Un juramento al Señor debe ser guardado. Pero te digo esto: no hagas juramentos. No juréis por los cielos, porque son el trono de Dios; ni por la tierra, porque es su pie taburete; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran rey. Ni siquiera jures por tu cabeza, porque no puedes hacer que un solo cabello sea blanco o negro. Deje que su 'Sí' signifique 'Sí' y su 'No' signifique 'No' Cualquier otra cosa que digas viene del maligno ".

Reflexión:
Jesús es consciente de lo que se espera que las personas hagan cuando presten juramento. Ellos deben hacerlo. Deben ser serios al respecto. Pero Jesús inesperadamente no quiere que sus discípulos hagan juramentos o promesas con todos los grandes apoyos como el cielo, la tierra, Jerusalén o el pequeño como el cabello. Se supone que sus seguidores saben a qué están comprometidos. Deberían defender su simple “Sí” o “No”. Simplemente deberían hacerlo. Uno no debe decir "Sí" cuando no tiene intención de hacerlo. Tampoco hay que decir "No" cuando más tarde quiera hacerlo. Los cristianos no deben hacer señales falsas o mezcladas para evitar confusiones. La confusión es la obra del diablo.

Lástima que nuestra cultura nos obligue a comprometernos con algo de lo que no estamos convencidos. Participamos en actividades que al principio no nos hemos alistado, causando confusión en nuestras actividades. Los cristianos deben ser claros y decisivos cuando se comprometen o no para evitar falsas expectativas. Los cristianos deben cumplir con sus compromisos de servir a la iglesia. No es caritativo desaparecer después de declarar en público nuestra disponibilidad para servir.